México Volcán de Colima o Volcán de fuego

Volcán de Colima volcán de fuego

El Volcán de Colima, también llamado Volcán de Fuego para diferenciarlo del volcán vecino, el Nevado de Colima.

A diferencia de este último que se caracteriza por su quietud, el Volcán de Colima era considerado hasta hace no mucho tiempo, como el más activo de México ya que ha tenido algo más de 40 explosiones presentando emanaciones constantes, que responden a un ciclo eruptivo de alrededor de 100 años razón por la cual está en constante vigilancia.

Este volcán se encuentra dentro del Parque Nacional Nevado de Colima, en las zonas limítrofes de los estados de Jalisco y Colima. Dentro de esta Parque Reserva Nacional, podrás disfrutar de más de 22 hectáreas de naturaleza con una gran variedad de flora y fauna.

Destacan las enormes extensiones de bosque con inmensos árboles oyamel, pino y encino, aunados a las maravillosas especies animales como pumas, linces, coyotes, venados cola blanca, diversas especies de aves como halcones y sinsonte o cenzontles, que por si nombre en nahuátl significa pájaro de 400 voces, esto a consecuencia de su singular canto que varía contantemente en tonos y formas.

Tiene una altitud aproximada de 3 mil 800 metros sobre el nivel del mar, sin embargo, como consecuencia de su constante actividad, es complicado establecer una altitud exacta ya que su parte superior se ha modificado constantemente debido a las diversas emanaciones del volcán en los últimos años; situación similar que ocurre respecto al cráter del mismo, ya que sus límites se extinguieron con las erupciones de los años 60s y 80s que provocaron el ascenso del tapón de roca volcánica.

Igualmente, en la parte lateral de este del volcán se encuentran dos relieves conocidos como los hijos, pendientes de aproximadamente 3 mil 600 metros sobre el nivel del mar y que desarrollaron como resultado de antiguas erupciones del volcán. msnm, que fueron producidas por erupciones sumamente antiguas.

Como es usual en las montañas como esta, existe una leyenda vinculada con esta montaña de fuego la cual dice así: hace ya algunos siglos, durante la época en que México era una colonia del Reino de España, era gobernador de la región el rey Colimán quien habitaba en una fastuosa mansión en las faldas del volcán acompañado de sus leales guerreros y doncellas

Cierto infortunado día, el rey sostuvo una airada discusión con el virrey español de la época provocando que este último rodeará a Colimán y sus acompañantes cercándolos en su mansión al suspenderles el abasto de agua y demás víveres, al tiempo que los amenazó con asesinarlos si intentaban salir.

Duraron en estas condiciones por algunas semanas, pero al ver que la muerte era inevitable decidieron intentar escapar una noche, sin embargo, no tardaron en ser descubiertos por los españoles. Para evitar ser capturado, el rey Colimán, se al cráter del volcán y, dada la lealtad que sus guerreros y doncellas le profesaban, estos siguieron a su rey en su destino.

Desde ese día, se cuenta entre los habitantes de la zona, que el Volcán de Fuego solo hace erupción o presenta algún tipo de actividad cuando alguno de los descendientes del rey Coliman o de su séquito son maltratados o traicionados.

Para llegar a las laderas del Volcán de Fuego de Colima, se recomienda iniciar el recorrido en el poblado de Atentique, para de ahí seguir por el camino conocido como de ahí al El Playón, sin embargo, el ascenso al volcán resulta incierto ya que con frecuencia se dificulta debido a la importante actividad del mismo.