México Volcán Nevado de Colima

Volcán Nevado de Colima

El llamado Nevado el Colima es un volcán inactivo que, al contrario de lo su nombre indica, se localiza en realidad en el estado de Jalisco, más no en Colima.

Tiene una altura de aproximadamente 4 mil 300 metros sobre el nivel del mar y se encuentra dentro de una reserva natural protegida que abarca alrededor de 22 mil y en la que se encuentran tanto el Nevado de Colima, como el Volcán de Fuego, cuya cima se encuentra a tan sólo nueve km de distancia del primero.

Dentro del Parque Nacional Nevado de Toluca, podrás disfrutar de sus tres tipos de clima, tropical frío y templado, además de apreciar la característica fauna del lugar entre cuyas especies destacan: el venado cola blanca, el armadillo y distintas especies de felinos y aves como el cenzontle, pajarillo que destaca por su singular canto.

En esta área, destacan las innumerables barrancas que lo enmarcas, los bosques de encino, pino y oyamel, así como diversas especies de aves, felinos y reptiles.

Pese a lo que indica su nombre, el clima en los alrededores de este volcán suele ser templado, excepto por el invierno, entre los meses de noviembre y marzo, que es cuando el volcán frecuentemente se cubre de nieve, por lo que el área que circunda las inmediaciones del Nevado de Colima es idónea para acampar, hacer excursiones y senderismo, además del alpinismo y otras actividades relacionadas con el ecoturismo y el turismo de aventura.

Pero si los atractivos naturales del lugar no llaman lo suficiente tu atención, quizá si lo hagan las historias de tesoros perdidos al interior de las cuevas del Nevado de Colima. Como en toda leyenda, existen distintas versiones al respecto, pero la más conocida está vinculada con la novela de finales del 18000 titulada La hija del bandido o los subterráneos del nevado de la autoría de María Refugio Barragán de Toscano; aquí se narra la historia de la hija de un bandido que vivía en las cuevas del volcán.

Cierto día, el bandido tiene una pelea con algún otro de los de su misma banda y resulta herido de muerte dejando todos los tesoros y riquezas que había acumulado perdidos al interior de la montaña. Más allá de los naturales, no se han encontrado tesoros de bandoleros o similares, sin embargo, la gente asegura que están ahí, esperando ser descubiertos por algún valiente aventurero o curioso.

Ya sea por la promesa de tesoros perdidos o por la propia majestuosidad de la zona, la visita al Nevado de Colima no te puede faltar.

Para poder tener acceso a la cima de este volcán apagado, es necesario llegar a Ciudad Guzmán en el estado de Jalisco por la carretera federal 54, para de ahí seguir tomar la desviación hacia La Mesa y El Fresnito a partir de donde inicia la señalización para dirigirse al parque nacional.

Ya dentro de la reserva, hay un camino de terracería hasta los poblados de La Joya y La Calle, últimos lugares de acceso a vehículos